En camino hacia el Caribe

Con mayor frecuencia se nota el esfuerzo de empresas medianas de mostrar presencia en los mercados del mundo. Un buen ejemplo es la empresa de IT RCS Richter Systemhaus GmbH de la ciudad de Finsterwalde en el estado federal alemán de Brandenburgo, que con mucho empeño viene persigiendo la meta de establecerce en el mercado del Caribe y Centroamérica.

Las áreas del software de RCS

Panamá República
Dominicana

 

La empresa que abarca 45 personas desarrolla un software para el manejo de cocinas industriales a nivel de producción, distribución y facturación al igual que evitar la producción de demasiados desechos alimenticios y se ha comprobado cientos de veces en su aplicación en Alemania y el restro de Europa. “Al principio estabamos un tanto dudosos cuando nuestro gremio empresarial, el Foro Federal de la Mediana Empresa, nos propuso entrar en contacto con empresas interesadas en nuestro producto en la República Dominicana”, se recuerda Hans Günter Richter, Director y fundador de la empresa que maneja desde 1990. Un viaje de prospección al Caribe hizo cambiar esta opinión inicial: “La cantidad de instalaciones turísticas y resorts de todo tipo, junto con las universidades, colegios, escuelas y hospitales del país representan una masa de clientes potenciales bastante notable. Además que la República Dominicana se presta como base para expander nuestros negocios a nivel regional”, explica el Sr. Richter. El propósito de entrar al mercado caribeño-centroamericano se hizo realidad por medio de la exitosa participación en el segundo concurso develoPPP.de 2015, donde se logró obtener un financiamiento estatal de parte del Ministerio Federal para el Desarrollo y la Cooperación Económica. Junto con la Sequa gGmbH, una de tres empresas que se encargan de otorgar y administrar estos fondos, se desarrolló un concepto de tal manera que no solo para la empresa RCS sino también para todos los participantes locales se lograra una situación win-win. Recientemente se dió inicio a la implementación de un software piloto en el comedor de la Universidad ISA en la ciudad Santiago de los Caballeros, República Dominicana, que es uno de los partners del proyecto. Previo a ésto, el programa estándar de RCS tuvo que pasar por un proceso de modificación y adaptación a las circunstancias y necesidades locales del país. No solo se trató de cuestiones lingüisticas y de traducción sino que también de tomar en cuenta las diferencias culturales en la aplicación y selección de los ingredientes y la preparación de los alimentos. En los próximos días comienza la etapa de prueba y ajustes que durará unos cuantos meses en los cuales se brindarán talleres de manejo y mantenimiento del software. “Estamos avanzando bien y tenemos la certeza que vamos a concluir exitosamente el proyecto según lo planificado a finales de 2016”, afirma Hans Günter Richter. Y ya pronto se avecina el próximo viaje de negocios al Caribe.